Sobre

Relacionalidad

Nuestros géneros—y nuestras identidades en general—no nacen en un vacío, sino que se construyen a lo largo de la vida a través de las interacciones que tenemos con las personas en nuestro entorno.

Para muchos, quizá la influencia más importante en su desarrollo son los padres, tanto para bien como para mal. Para las personas trans, la relación con los padres puede dictar el futuro de manera extrema; el apoyo de los padres ayuda a que su hijes se sientan apoyades en explorar su identidad. Por otro lado, el rechazo—o miedo al rechazo—hace que muchas personas trans pasen años de angustia por el conflicto entre quienes son y quienes “deberían” ser.

Ya que el hogar y la escuela representan los nexos de socialización más importantes para les niñes, no es de extrañar que puedan ser también los lugares más traumantes para les niñes trans.

De forma transversal, todes les participantes de este proyecto han experimentado “bullying,” tanto de sus compañeros de clase como de sus familiares, en relación a su inhabilidad de demostrar masculinidad o femineidad de forma normativa y aceptable.

Marcia:


Ahora yo, mi familia nunca me vieron vestida de mujer, ni visibilizada ni nada. ¿Cachai? ahí siempre yo hice lo que ellos quisieran, y nunca, yo me las arreglé para usar ropa interior de mujer y nadie me pidió nada ni nada, en ese sentido. Hasta yo misma me sorprendo porque fui tan inteligente que no me cacharon nunca.

Lamentablemente, muchas personas trans sufren trastornos emocionales como la depresión y la ansiedad debido al trato que reciben de la sociedad desde muy corta edad. Es por eso que la comunidad trans experimenta una tasa de suicidio mucho más alta que la población cisgénero.

La aceptación o rechazo de una persona trans por las personas de su entorno social puede dictar la facilidad con la que entiende y acepta su identidad de género.

Rayen:


Ser colita en los 90 acá era una weá...terrible, claro. Fui muy enjuiciada por hacer weás que no eran para niños con pene. Incluso, se me criticaba de que yo llorara mucho porque era una persona muy llorona. Ahora estoy como volviendo a desarrollar porque...pero sí, solía llorar mucho. Y bueno, eso también me significó bullying en la básica cuando me cambié de colegio.

Muchas personas trans no se asumen como tal, no porque no tengan clara su identidad de género, sino por miedo a amenazar o romper los vínculos sociales que las sostienen, como con la familia, los amigos, y los colegas. 

Las relaciones interpersonales pueden también llevar a una mayor autoaceptación para las personas trans, siempre y cuando éstas se basen en la aceptación y el apoyo

Las relaciones con otras personas trans también tienen un papel importante en la construcción de identidades trans que se basan en la autoaceptación y el amor por sí mismo. El poder presenciar las experiencias de otras personas trans — tanto positivas como negativas — dicta en parte lo que estima posible cada persona trans. 

Feño:


Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.